argentinaXplora.com
explora

Naturaleza
Ecología
Parques Nacionales

Geografía
Arqueología
Paleontología

Kayak - Precauciones y Seguridad

Medidas para navegar seguro - por Patricio Redman 

Playas
Volcanes
Estancias
Salud / Spa / Termas

kayak en el río Traful  on la llegada del verano muchos aficionados al canotaje planean sus
vacaciones para disfrutar de la navegación en kayak.

Algunos de ellos organizan extensas travesías, mientras que otros, en cambio, viajan con sus embarcaciones hacia los tradicionales lugares de veraneo.

Sea cual fuere el destino de su viaje, nunca estará demás la prevención de algunas cuestiones para que todo pueda desarrollarse tal y como fue planificado.

El primer interrogante que se plantea es la elección del recorrido. Argentina ofrece inmejorables ámbitos para esta forma de navegación. Pensemos por un momento en los numerosísimos ríos de llanura y montaña o también en el vasto litoral marítimo.

Hay, sin embargo, escenarios naturales que no resultan propicios para la navegación de pequeños esquifes, por lo que en cada caso en particular nos debemos informar sobre las características hidrográficas de la región que visitemos.

Pesca
Ski
Montañismo
Trekking
Rafting / Kayak
Cabalgatas
Golf
Fútbol
Travesías 4 x 4
Polo

Arte y Cultura
Legado y Tradición
Gastronomía
Artesanías

Vida Urbana
Tango
Entretenimientos

Por lo general, los ríos de llanura son los más visitados por los aficionados. Casi todos ellos son navegables y, en condiciones normales, no revisten peligro. Para recorrerlos, necesitaremos datos relevantes, tales como su caudal, velocidad, la posibilidad de reaprovisionamiento y los lugares donde se puede acampar.

Argentina Tips

Productos / Negocios

Delta en Kayak Aventura

SEGURIDAD EN EL MAR

También, durante las vacaciones, gran cantidad de palistas eligen el mar para dar rienda suelta a su cuota anual de aventura. Este tipo de navegación brinda numerosos atractivos: los cruces de rompientes, las barrenadas y también la posibilidad de contemplar serenamente el ondulado paisaje.

Después de todo, pocas experiencias náuticas se comparan con esta audaz forma de navegar el océano.

Sin embargo el kayakista de mar debe tomar no pocas precauciones.

La principal de ellas es remar acompañados, en grupos de tres personas.

Esta premisa de seguridad no debiera ser tan exigente para los palistas que navegan próximos a playas concurridas, aunque siempre es recomendable cumplirla.

Seguridad de kayak en el mar

En todos los casos, lo indicado es zarpar desde playas despejadas de rocas y en las que no haya nadadores. La misma precaución debe tomarse cuando regresamos a la línea de costa.


Para aumentar nuestro margen de seguridad acataremos las indicaciones de los guardavidas, quienes conocen muy bien el ámbito que se encuentra bajo su custodia. En este sentido las recomendaciones sobre el estado del mar son muy útiles y nadie debiera pasarlas por alto.

CONTROL DEL EQUIPO

Antes de partir comprobaremos el estado general del kayak y, para ello, lo ideal sería efectuar una salida previa buscando, descubrir las posibles vías de agua o los desgarros del casco.

Por lo pronto, también hay que controlar los compartimentos estancos que aseguran la flotabilidad en caso de vuelco. En el caso de no poseerlos utilizaremos las balsas de aire desmontables llamadas pulmones.

También se pueden emplear el poliuretano expandido, las cámaras de auto y el telgopor. Con estos elementos nos aseguramos que la embarcación sea inundible.


Consejos de Seguridad

flecha Remar acompañados.

flecha Avisar de la travesía o salida a las autoridades (en nuestro país a la Prefectura Naval Argentina).

flecha Uso del chaleco salvavidas y del silbato.

flecha No tomar riesgos innecesarios.

flecha Utilizar ropa adecuada de abrigo. Remando en aguas frías se necesitan trajes para Inmersión.

flecha Ejercitar los reingresos, el rol y los apoyos laterales.

flecha Contar con un equipo de VHF o EPIRB.

flecha Tomar decisiones en función de la seguridad y prepararse para todos los posibles contratiempos.

flecha Contar con un kit de supervivencia.

flecha Identificar el kayak con nuestro nombre.

flecha Conocer las propias limitaciones.

El equipo debe examinarse con cuidado, teniendo la precaución de llevar en las salidas una pala y un cubrecockpit adicional, puesto que en algunas ciudades del Interior no se consiguen estos implementos.

Entre los accesorios más importantes y necesarios mencionaremos el chaleco salvavidas, el equipo de neoprene, la soga de rescate y para zonas rocosas, el casco.

Por otro lado, consideraremos lo relacionado con el traslado del kayak, para lo cual generalmente los aficionados utilizan vehículos particulares.

Durante el viaje es necesario tomar ciertos recaudos.
control del equipo
Cuando se coloca el portaequipaje, nos aseguraremos de ajustar y controlar las fijaciones, particularmente cuando llevamos algunas horas de viaje.

Esta precaución, que puede parecer obvia, no lo es tanto; prueba de ello es que cada nueva temporada nos enteramos de algún kayak "volado" en medio de la ruta.

La embarcación se coloca sobre el auto en la posición normal: sólo cuando amenaza el chubasco es conveniente ubicarla invertida, o sea con el cockpit boca abajo.

Para asegurarla utilizaremos algún tipo de soga o cabo de los denominados estáticos, ya que éstos no se estiran con la tracción ni con los movimientos.

De igual modo, tanto la proa como la popa deben ajustarse a los paragolpes, con lo que contrarrestamos las oscilaciones del bote, que, dicho sea de paso, se acentúan cuando los kayaks tienen gran eslora.

Una práctica muy común que en ocasiones originan roturas del esquife es utilizar los populares cabos del tipo elástico que, entre otras cosas, provoca el desplazamiento durante las frenadas.

Normalmente la embarcación sobresale de los límites del vehículo. Por esta razón colocaremos alguna tela de color llamativo para alertar a los demás conductores.

En la conducción no son recomendables las maniobras bruscas ni la velocidad excesiva. Pensemos que si por algún motivo el kayak se desprende puede ocasionar graves accidentes.

Algunos kayakistas prefieren enviar sus botes utilizando las compañías de transporte de carga terrestre. Esta es una excelente idea, sobre todo cuando el destino del viajes es muy alejado y, lógicamente, cuando no disponemos de vehículo. Contra lo que muchos suponen, el costo de este tipo de flete es accesible.

Cuando el grupo supera los diez palistas es preferible contratar un transporte particular. Sea cual sea el traslado debemos asegurarnos de que las embarcaciones lleguen a destino en condiciones de ser usadas.

Es mucho mejor embalarlas antes del viaje que después intentar las reparaciones. Las partes mas vulnerables o expuestas son la proa, el cockpit, la popa y las bocas de los compartimentos estancos. Utilizando cartón corrugado podemos proteger todos estos lugares.

Por último, no hay que olvidar que la navegación en pequeños esquifes requiere siempre de la previsión de posibles contingencias. Algunas de estas medidas de seguridad son elementales, otras quizás son menos sencillas, pero en todos los casos es necesario conocer las técnicas y, por sobre todas las cosas, actuar con prudencia.

Kayak
flecha Medidas de seguridad

flecha Lugares para la práctica

Rafting
flecha Escala de dificultad y precauciones - Equipo necesario

flecha Rafting a la luz de la Luna por el Río Mendoza
Home
© Copyright. argentinaXplora.com
2000 - 2016
Todos los derechos reservados